Sábado, 21 de Noviembre del 2020

Noticias

Día de Muertos, su historia y significados

El Día de Muertos es una celebración tradicional mexicana que honra a los muertos y está vinculada a las celebraciones católicas de Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos.

Toda esta celebración inicia con el pueblo teotihuacano, ya que se acostumbraba a hacer una ofrenda en honor a los fallecidos, practicando intensos rituales con el propósito de que el difunto llegara con bien al paraíso.

Día de Muertos, una tradición mexicana que nos hace únicos

Además, utilizaban a los perros xoloitzcuintles para ser el guía del difunto en el paso por el inframundo. 

El altar de muertos es una construcción simbólica de las culturas mesoamericanas y creencias religiosas, las cuales buscan rendir tributo a nuestros antepasados, familiares difuntos y personajes importantes en nuestra vida.

Existen tres tipos de altares, que se presentan con diferentes niveles, hay de dos, tres y hasta siete escalones. 

Los altares de dos niveles, son una representación de la división del cielo y la Tierra. Los de tres escalones manifiestan el cielo, el inframundo y la Tierra, y por último las siete gradas son los siete pecados capitales.

Día de Muertos, una tradición mexicana que nos hace únicos

Los elementos que se colocan en los altares tienen un significado individual, puesto que cada uno de ellos le será de utilidad a la ánima de nuestro fallecido. 

El agua. Es la fuente de la vida, se ofrece a las ánimas para que mitiguen su sed después de su largo recorrido y para que fortalezcan su regreso.

La sal. El elemento de purificación; sirve para que el cuerpo no se corrompa, en su viaje de ida y vuelta para el siguiente año.

Velas y veladoras. La flama que producen significa «la luz», la fe, la esperanza. Es guía, con su flama titilante para que las ánimas puedan llegar a sus antiguos lugares y alumbrar el regreso a su morada.

Copal e incienso. Es el elemento que sublima la oración o alabanza. Fragancia de reverencia. Se utiliza para limpiar el lugar de los malos espíritus y así el alma pueda entrar a su casa sin ningún peligro.

Día de Muertos, una tradición mexicana que nos hace únicos

Las flores. Son símbolo de la festividad por sus colores y estelas aromáticas. Adornan y aromatizan el lugar durante la estancia del ánima. 

La comida. Debe ser del agrado del fallecido y lo que más le gustaba comer. 

Objetos personales. Se utilizan prendas de vestir con lo que más se identificaba o se ponía el fallecido, objetos representativos y preferidos.

Fotografías. Son importantes en la ofrenda pues con ellas recordamos a los familiares a quienes dedicamos la ofrenda. 

Papel picado. Este adquiere diferentes significados de acuerdo a su color: el naranja simboliza el luto, el morado la religión católica, el azul está relacionado con las personas que tuvieron una muerte relacionada con el agua, el rojo representa a las mujeres que murieron en el parto o los guerreros que murieron luchando; el verde es para jóvenes, el blanco para niños, amarillo para ancianos. 

Pan. Utilizado más como forma religiosa, al ser «el cuerpo de Cristo», es una manera de ofrecer un reencuentro fraternal.

En algunos países de Latinoamérica también celebran esta tradición como, Guatemala, Ecuador, Perú, entre otros. Asimismo, internacionalmente también, Corea del Sur, India, y Japón, por mencionar algunos. 

Cabe mencionar que esta festividad ha sido inspiración para muchas películas.

JJ


Te puede interesar: Chavo del 8 tendrá monedas conmemorativas por sus 50 años